Taller de Música

El Taller de Música en nuestro jardín pretende ser un complemento para la educación que se entrega a nivel parvulario.

En concordancia con la misión formadora de nuestro jardín, la enseñanza de la música es fundamental en el desarrollo integral del ser humano. La cercanía con el estudio de este arte y las manifestaciones que ello implica, proporciona a los niños y niñas, innumerables beneficios para el desarrollo de su personalidad tanto individual, como su reconocimiento como seres sociales, inmersos en un medio cultural.

En el ámbito pedagógico, el estudio periódico y constante de la música resulta una herramienta para potenciar capacidades cognitivas elementales en los niños y niñas, tales como la concentración, el análisis, la creatividad, la asimilación y retención de información, la comunicación, entre otras.

Lo mismo ocurre con el desarrollo de la sicomotricidad, la coordinación, la concentración sonido – movimiento, etc.

En el ámbito humano, personal y social, existe un profundo desarrollo del autocontrol y autoconocimiento que se logra con la ejecución instrumental y el canto. Esto se manifiesta además, en el aprendizaje de lo que es el silencio, el respeto, el escucharse a sí mismo y por lo tanto, a los demás.

Por último, y muy relevante, la música logra una conexión con nuestro interior como seres individuales, pero además naturalmente sociales, y por lo tanto, ejercita y pone en práctica en los niños y niñas, la aceptación del otro como un ser legítimo. Asimismo, a través de la realización de actividades estrechamente ligadas a éste arte, es posible potenciar el vínculo afectivo entre la Educadora y el niño o niña.

Es de vital importancia, integrar al currículum preescolar la enseñanza de la música, de manera activa y constante, considerando que el estado natural de los niños y niñas es el movimiento, la musicalidad, la interacción, la expresión, el juego, el hacer ruido, el conversar, y sobre todo, el querer sentirse escuchados.